.

.

Candy Bar

Nos encanta montar mesas dulces en cualquier sitio (tanto en El País de Nunca Jamás como donde tú nos digas) y de todo tipo: grandes, pequeñas, temáticas, de colores, para bodas, bautizos, comuniones… Ahora está de moda montarlas uno mismo, pero a veces un poco de ayuda no viene nada mal, y disponemos de mucho mucho material e imaginación para ello. ¿quieres ponernos a prueba? Lo podemos hacer en tres sencillos pasos:

1) Cuéntanos tu evento: si es una gran celebración o si es un cumpleaños familiar, si es para hacer un regalos a los novios o una sorpresa al cumpleañero, el color que mejor te queda, el superhéroe favorito…

2) ¡Danos un par de días (o quizás menos)! En ese tiempo te pasaremos un presupuesto junto con unas ideas para el Candy Bar.

3) Y si llegamos a un acuerdo ¡listo! No tienes que preocuparte de nada y nosotros nos aseguraremos de que el Candy Bar sea la sensación de la fiesta y no sólo por las golosinas…

 

Ventajas

Como hemos dicho antes, disponemos de mucho material para preparar y decorar la mesa dulce, desde contenedores para las golosinas (tarros, cajas, etc…) ¡hasta un Candy Cart!

Sólo trabajamos con productos de primeras marcas, todas ellas conocidas

Ahorras tiempo en preparativos, ya que estamos seguros de que ese día es muy especial, y tendrás mil cosas que disfrutar.

 

¡Contacta con nosotros!